Ayudanos a conseguir+100 cupos, ayuda a nuestros entrenadores, profesores y hagamos muchos suenos realidad

NUESTRA HISTORIA

Guerreros

Es un equipo de fútbol sala venezolano, con sede en la ciudad de Maracaibo, capital del estado Zulia, al occidente de Venezuela. Fundado el 6 de enero de 2006 por el empresario zuliano Euribíades García.1​ El equipo nació con el nombre de Digarsa FS. Posteriormente en el año 2011 se convirtió en Guerreros del Lago y desde esa misma fecha comenzó a participar en el Torneo Superior de fútbol sala venezolano, máxima competición de la disciplina en el país. Los colores predominantes del equipo son el negro y amarillo. Disputó sus partidos como local en el gimnasio Pedro Elías Belisario Aponte, el cual cuenta con una capacidad para 4.500 espectadores. El equipo participó en todas las ediciones que se han realizaron del Torneo Superior hasta el 2016, las cuales fueron seis. En la primera de ellas (2011) no logró clasificar a las semifinales. En la segunda (2012) estuvo entre los cuatro mejores equipos del campeonato, pero no pudo avanzar hasta la final. En la tercera (2013) alcanzó los máximos honores al convertirse en el campeón del fútbol sala nacional, derrotando en siete juegos al Deportivo Táchira FS. La entidad desapareció en 2017 por problemas económicos,2​ siendo sustituido en la liga por la franquicia Trotamundos de Carabobo

La magia del fútbol sala

Aunque muchos vean al fútbol como un deporte que combina la fuerza con toque de pelota, para Euribíades García (Presidente del Club), todo cambió cuando asistió a una final de fútbol sala categoría Sub-17 el 23 de diciembre de 2005 en el sector “El Callao” de Maracaibo, Estado Zulia. Esta fue la primera vez que García asistió a un juego de fútbol sala donde inmediatamente observó un contraste de categorías entre los equipos ya que entre los jugadores de ambos conjuntos había mucha diferencia de tamaño, fuerza, uniformes y dirección técnica, esto le dio la connotación de estar viendo un partido entre un equipo fuerte y un equipo débil. Desde la perspectiva de García, los jugadores del equipo “débil”, que vestían con franelas y pantalones cortos identificados con marcadores, zapatos deportivos rotos, y lucían sedientos a la falta de hidratación; necesitaban motivación para ganar el partido y es cuando se solidarizó con ellos y los motivó con palabras de aliento acompañadas con una promesa de que les regalaría 50BsF. a cada uno si ganaban. Al terminar el partido, los jóvenes del equipo débil se sintieron afligidos por no haber logrado la victoria. García se acercó nuevamente a ellos y para consolarlos les dijo: “no importa que hayan perdido muchachos, se han ganado los 50BsF.”; con lágrimas en los ojos los jugadores contestaron todos al unísono: “¡no queremos el dinero, queríamos ser los ganadores!”. Esto asombró al Sr. Euribíades ya que les vio el espíritu de luchadores que la precariedad de sus uniformes les escondía. Es desde ese momento cuando se comprometió a ayudarlos ofreciéndoles uniformes y tacos nuevos para el próximo campeonato, hasta allí duró el llanto en los atletas. En enero de 2006, los jóvenes entusiasmados fueron a la casa de García para informarle que debían inscribirse en el torneo y él no sólo cumplió su palabra de regalarles el uniforme, sino que decide involucrarse completamente con el equipo identificándolos con el nombre de su empresa (Digarsa). Es así como nace “Digarsa” como Club Sala.

Compromiso, perseverancia y trabajo en equipo

El éxito de Digarsa creció como la espuma, ya que a sólo 6 meses de formado el equipo, contaba con 80 jugadores, participaban en siete categorías diferentes y se consolidaba como uno de los mejores a nivel regional por los títulos obtenidos en todas las categorías. Sin duda alguna, esto se debe a la lealtad de su Presidente con los jugadores ya que desde el comienzo se otorgaron becas de estudio, transporte en cada partido, hidratación, entre otros. El apoyo y compromiso fue más allá que una ayuda económica ya que García ha estado presente en cada partido apoyándolos con sus elogios y llenándolos de la energía que siempre lo caracteriza.

Preparación que los lleva a nuevos caminos

En el año 2009, incursionaron en la Liga Nacional de Fútbol Sala avalada por la Federación Venezolana de Fútbol (FVF) y es cuando comienzan a explorar otros territorios participando en encuentros nacionales. En este año, debutando en la Liga, Digarsa obtiene el sexto lugar jugando con juveniles; puesto que lo cataloga como un equipo fuerte y que les merecía el respeto de sus contrincantes. Luego en el 2010 avanzaron un puesto quedando de quinto lugar. En el 2011, (ahora como Guerreros del Lago) se acercan más a ser los campeones con un cuarto lugar ganado. Lo más destacado de todos estos encuentros es que siempre han clasificado a la liguilla final. En el 2011, se jugó por primera vez el Torneo Superior Copa Directv en el cual Guerreros del Lago participó y batalló hasta el último partido cuando fueron eliminados en las instancias finales. Todo esto los ha llevado a establecerse como el Club de Futsal más importante de todo el occidente venezolano. Al inicio del 2012 Guerreros tuvo una gira por Italia producto de una invitación recibida por la fundación CEFODAR para disputar una serie de partidos amistosos en la ciudad de Milano - Italia y así poder chequear al talento deportivo que posee el Club, con el fin de importar al Futsal italiano jugadores de Guerreros del Lago.

“Guerreros del Lago”: fuerza, alma, tácticae

Nombre que nace ante la inminente creación de una Liga Profesional y con el que se identifican los jugadores y cuerpo técnico del equipo, quienes aseguran que la potencia, lucha y dedicación es la que los lleva a actuar como guerreros en la cancha de juego. En cuanto a su dirección técnica, el Club ha contado con diferentes expertos. Para el 2009, el Instituto Regional del Deporte del estado Zulia (IRDEZ) asignó a Irwin Lares como Director Técnico. En el 2010, el equipo hace un cambio y contrata a Román Pinillo. En el 2011 contrata a Eudo Villalobos, quien estuvo en la Liga Profesional de Fútbol de Salón de Colombia y dirigió en los Juegos Nacionales de Fútbol de Salón. Para el 2012, contrata al Prof. Álvaro Guevara, Campeón Mundial en fútbol de salón (1997) en México con la selección de Venezuela. Entre los atletas formados por el Club destacan Nerio Bozo, jugador que participó en los Juegos Bolivarianos celebrados en Bolivia en el año 2009; Hansel Froilán quien debutó en la selección de Venezuela en los Juegos Medellín Sub-20 en el 2010 y Eurivic “Palermo” García, quien fue elegido como Pre-selección Nacional de Venezuela (Vinotinto), posibilidad que perdió cuando el Director Técnico Álvaro Guevara fue cambiado en el 2011.

Nuevos retos

Para el III Torneo Superior, el equipo contaba con el talento humano suficiente para buscar la victoria en todos los encuentros y cerrar el 2013 como el año de Guerreros. El camino hacia la profesionalización comenzó a darse, contratando a personas capacitadas en su diferentes áreas: Edgar Soler como Gerente de Relaciones Públicas y Mercadeo, Alfredo Domínguez como Gerente General y el mejor director técnico del Torneo Superior 2012, Asdrúbal Colmenares. Además, la premisa para ese campeonato fue la de crear un equipo basado en jugadores zulianos y traer los mejores refuerzos del país y del exterior. La vuelta de salistas nacidos en el estado demostró la importancia que le dio Guerreros del Lago al talento regional. Hansel Froilán, Paolo Sánchez, José Villalobos y Johan Quintero, son algunos jugadores del “patio” que estuvieron con Guerreros para ese Torneo Superior 2013. Ángel Muñoz y Deivid Villegas, portugueseño y trujillano, formaron parte de esa plantilla, siendo referentes dentro del fútbol sala nacional.